Plaza de la Constitución


Textos en preparación.

Plaza de la Constitución en el plano basado en
Francisco Coello de 1858 y en 2012






foto 1. Calle Canteros. Venancio Gombau.


foto 2. Es una foto de Cándido Ansede de la calle Canteros, que hoy no existe. Su trazado corresponde aproximadamente con el lado sur de la plaza de la Constitución y desapareció con la urbanización de la zona a mediados de los años 50 para construir la Gran Vía..


foto 3. Calle del Palomo, Cándido Ansede.


foto 4. La torre del Aire desde la calle del Palomo, fotografía de Aurelio de Colmenares y Orgaz, conde de Polentinos.


foto 5. Torre del palacio de las Cuatro Torres. Imagen del libro "la casa y la vida en la antigua Salamanca" de Ángel de Apraiz.


foto 6. Construcción de la Gran Vía. Zona de la actual plaza de la Constitución hacia 1953. Fotografía muy probablenete de C. León.


foto 7. En febrero de 1952 fue aprobado el expediente de derribo de las casas entre la calle del Palomo y la de Canteros para despejar el entorno frente a la torre del Aire. Fotografía de Guzmán Gombau.


foto 8. Restauración de la Torre del Aire. foto Gudiol. 1954 Los cambios efectuados en la zona, por el trazado de la Gran Vía, propiciaron las reparaciones en la Torre del Aire que quedaría abierta, y mucho más visible, a la nueva plaza que hoy conocemos como plaza de la Constitución. En la fotografía se observa la reparación de los zócalos, de los alfeizares de las ventanas, la eliminación de grietas y restos de las casas que antes estuvieron adosadas a sus muros. La fotografía de Josep Gudiol i Ricart, conocido historiador especializado en la época medieval, se conserva en el archivo del instituto Amatler de Arte Hispánico de Barcelona. Facebook 06/02/2015.


foto 9. Guzmán Gombau, hacia 1955.


foto 10. Guzmán Gombau, hacia 1955.


foto 11. Monjas en la Torre del Aire, fotografía de Núñez Larraz 1965 José Núñez Larraz.


foto 12. La plaza de la Constitución (antes del caudillo) hacia 1965 con la estatua Genio de la Ciudad de Fernando Mayoral que estuvo en la plaza entre 1965 y 1972. Foto Lala Aufsberg.




Construcción de la Gran Vía. Zona de la actual plaza de la Constitución hacia 1953.

Después de la Guerra Civil se puso en marcha el proyecto de construcción del eje viario que trataba de unir norte y sur de la ciudad, la Gran Vía. El proyecto había sido largamente meditado por el Ayuntamiento desde que comenzase la construcción del Puente Nuevo en 1903. La nueva vía tendría como misión la comunicación entre este puente y la estación de ferrocarril.

Tras unos inicios titubeantes en la determinación del estilo que la normativa urbanística permitiría para la construcción de los edificios en la nueva Gran Vía, se admitió exclusivamente, a partir de 1944, el estilo historicista que evocaba la arquitectura de otros tiempos y que correspondía con las ideas preconizadas por el régimen franquista en materia arquitectónica. La aprobación del proyecto que el arquitecto Francisco Gil González presentó para el edificio que albergaría el teatro Gran Vía, determinó que su fachada fuera considerada como el ejemplo a seguir.

La edificación de varias sedes de organismos oficiales fue consecuencia del deseo de las instituciones locales y nacionales de dotar a la Gran Vía de la máxima importancia social y funcional. En su construcción se siguió un estilo historicista inspirado en el renacimiento y que se acomodaba con normativa urbanística establecida.

En esta zona de la Gran Vía se levantó en 1946 el edificio del Gobierno Civil, con planos del arquitecto Fernando Ramírez Dampierre, que remató las obras en 1956. Entre 1953 y 1956 se construyó el Palacio de Justicia con proyecto de Francisco Javier Barroso Sánchez-Guerra y Ricardo Pérez Fernández. Dos años más tarde, en 1955, Fernando Población del Castillo diseñó la Casa de la Falange que hasta 2013 albergó la delegación de la Junta de Castilla y León, con su fachada retrasada con respecto a la alineación de la Gran Vía. Se conformaba así una plaza concebida para la celebración de actos públicos que fue urbanizada, en 1954 y con proyecto del arquitecto Lorenzo González Iglesias, tras el derribo de las casas que todavía permanecían adosadas a la torre del Aire y que recibió el nombre de Plaza del Caudillo, hoy Plaza de la Constitución.


© C.H. fc 24/08/15