Plaza del Peso


La comprobación de pesos y medidas en las transacciones comerciales de los mercados requirió la figura del almotacén, fiel del rastro o almotacín. Su oficina, denominada fielato, debió ser instalada en esta plaza o sus alrededores por la cercanía de la Plaza de San Martín donde tenía efecto la mayor parte del comercio. 
En el fielato se guardaban los patrones de pesos y medidas y se verificaba la validez de la moneda.
La plaza o plazuela debió de ser más grande que en la actualidad , ocupando el espacio que hoy tiene la calle de San Juan de la Cruz conocida anteriormente como San Teodoro.


Plaza del Peso en el plano basado en
 Francisco Coello de 1858 y en 2012





foto 1. Plaza del Peso- Cándido Ansede.



foto 2. Plaza del Peso-Guzman Gombau.







LOS ESCUDOS PERDIDOS...... y encontrados

La casa de las siguientes fotografías fue derribada en 1928, en sus mejores tiempos debió de ser una casa-palacio de cierto rango, como parecen indicar los blasones de su fachada. Blasones de los Rodríguez de las Varillas, señores de Villagonzalo. No fue construido su solar, que ahora conforma una gran parte del suelo de la mermada Plaza del Peso.


casa en la plaza del peso
Vincent Breal et Cie. Paris 1928
Casa de la Plaza del Peso
Venancio Gombau 

Vivienda en la Plaza del Peso-
Arthur Byne
Plaza del Peso, esquina a
San Justo- Cándido Ansede

Según D. Enrique de Sena, en el artículo que reproducimos más abajo publicado en El Adelanto, el maestro de obras que la derribó, se llevó piedras, capiteles, falsas columnas y escudos y los colocó en una casa de nueva construcción en la Calle Méjico, por aquel entonces en el naciente barrio de la Prosperidad.

Fuente:  http://elsuelodesalamanca.blogspot.com.es/2010/11/las-piedras-emigrantes.html 

La casa de la Calle Méjico desapareció, en 1986, al igual que los escudos que la adornaban. Pero milagrosamente aparecieron en 1995, instalándose en la fachada del Gran Hotel del lado de la Plaza del Peso.



Con la demolición del Gran Hotel en 2007, volvieron a desaparecer. La Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio solicitó (agosto del 2011) al Ayuntamiento de Salamanca que instase al propietario del nuevo edificio a que integrase los dos escudos que se conservaban en la fachada del derribado Gran Hotel. 
Y, al fin hoy, enclavados en la fachada del edificio Gran Hotel, vuelven a estar en la Plaza de Peso, donde, con distintas perspectivas, han estado cientos de años....