Calle Juan del Rey


Debe su nombre a Juan del Rey, canónigo de la Catedral de Salamanca, que habitó la calle.
Según Quadrado, aparece mencionada en escrituras de 1240, dato que obtiene de unos curiosos manuscritos del siglo XVII poseidos por el Sr. don Camilo Álvarez, chantre de la catedral.
Fue una de las calles mandada empedrar por el Principe Juan, señor y gobernador de Salamanca, en la Cédula expedida en Burgos el 15 de febrero de 1497, "...........; é la calle de Juan del Rey, fasta la calle que atraviesa á la calle de Prior,....".
Mucho más ancha que lo fuera antaño, basta ver la fotografía de Ansede, y ocupada por edificaciones modernas, solo conserva un vestigio de antigüedad, compartido con la calle del Prado y la plaza de San Benito, se trata del convento de la Madre de Dios, fundado por don Francisco de Laertes y su esposa doña Maria de Castro, construido a partir de 1543 y terminado en el siglo XVII sobre el solar de la casa del comunero Francisco Maldonado al que le fueron confiscados sus bienes tras la derrota de Villalar y posteriormente ejecutado. En la fachada del convento en la plazuela de San Benito, todavía hoy podemos ver la puerta cegada de la casa de Francisco Maldonado y sobre las dovelas de su dintel, los escudos nobiliarios picados de la familia de los Maldonados.


Calle Juan del Rey en el plano basado en
Francisco Coello de 1858 y en 2012







foto 1. Calle Juan del Rey - Candido Ansede.